×
×
Red Internacional

Familiares de víctimas brindaron su testimonio en el juicio contra los genocidas Etchecolatz y Garachico. El testimonio de Julio López en el centro de los relatos.

Valeria Jasper@ValeriaMachluk

Domingo 28 de noviembre de 2021 | 14:12
Etchecholatz y Garachico. Foto: Conclusión. Diario digital

Continúan las audiencias del juicio que lleva adelante el Tribunal Oral Federal N°1 de La Plata contra Miguel Etchecolatz y Julio Garachico por las torturas y crímenes cometidos durante la última dictadura militar contra siete víctimas en la zona de Arana.

Alejandro Sánchez

Marcelo es hijo de Alejandro Sánchez, militante de la Juventud Peronista en la unidad básica de Los Hornos, ubicada enfrente de la casa familiar. Era compañero de Patricia Dell´Orto, Ambrosio De Marco, Julio López, Pastor Asuaje, el paraguayo Rodas. Es la primera vez que brindó testimonio por su padre.

Tenía siete años cuando secuestraron a su padre el 8 de noviembre de 1976. Supo por sus tíos y tías que estuvo en la Comisaría 5° de La Plata y el Pozo de Arana.

"En los años 90, yo tenia 22 años y para tramitar la indemnización necesitaba el testimonio de alguien que hubiera compartido cautiverio con mi padre, y ahí me contacto con Jorge Julio López", dijo Marcelo al relatar su encuentro con López. Marcelo recordó las palabras emotivas que López le dijo: "Cómo rompió las pelotas Sánchez para que me largaran del Pozo de Arana".

Marcelo Sánchez. Captura Youtube
Marcelo Sánchez. Captura Youtube

En agosto de 2011 pudo hallar los restos de su padre, enterrados como NN en el cementerio municipal de Vicente López. "Me dicen que hubo una bomba en una comisaría y se la agarraron con los detenidos. Mi papá fue fusilado, de rodillas", relató quebrándose. Casi con un hilo de voz dijo que su testimonio "no es por esas personas que están siendo juzgadas, sino por amor a mi padre y su militancia".

Panchito López Muntaner

Víctor López Muntaner, hermano de Francisco, uno de los jóvenes secuestrados en la llamada "Noche de Los Lápices", brindó testimonio sobre el secuestro de su hermano. Su declaración fue unificada con el juicio de las Brigadas, donde también se investiga el caso de Francisco.

El testigo cómo, en la madrugada del 16 de septiembre de 1976, un grupo de tareas ingresó a su casa y se llevó secuestrado a su hermano, frente a la madre de ambos. Relató que su mamá, Irma Irene Muntaner, quiso saber por qué se lo llevaban esposado y uno de los hombres respondió: "Si él (Francisco) nos dice lo que queremos saber nosotros mismos se lo traemos de vuelta".

Víctor López Muntaner. Captura de Youtube
Víctor López Muntaner. Captura de Youtube

"A partir del secuestro de Pancho al vecindario le costaba acercarse, mis padres tenían comercio y los clientes comenzaron a dejar de comprar: los vecinos no dejaban que sus hijos se juntaran con nosotros y a mi que me tocó transcurrir toda la secundaria me tocó sufrir amonestaciones", detalló Víctor.

Supo por sobrevivientes, entre ellos Pablo Díaz, que Francisco estuvo secuestrado en Aran y el Pozo de Banfield junto a los otros jóvenes secundarios. Julio López lo mencionó en sus testimonios como “el chico de los boletos” y recordó que lo vio “muy lastimado” en el Pozo de Arana.

Seguí la cobertura del Juicio de las Brigadas

Detalló que, al cumplir con el servicio militar, supo que sus superiores sabían bien que él era familiar de un detenido desaparecido: "Me separaban del grupo y me hacían hacer movimientos vivos aparte y me decían que eso era así porque era familiar de un detenido desaparecido y me daban los nombres de todos mis hermanos". Otros dos hermanos se encuentran desaparecidos: Luis César (26 años) y Miguel (24).

Guillermo Cano

Leticia Cano, declaró por su hermano Guillermo, fallecido en junio de este año. Guillermo compartía actividades en la unidad básica "Juan Pablo Mestre" junto a las otras víctimas del juicio. Cano era policía y fue secuestrado en su trabajo, la cárcel de Olmos, siendo llevado a la Escuela de Policías Juan Vucetich. La misma noche ingresaron al domicilio de sus padres en el barrio de Los Hornos. Su padre, también policía, los reconoció como compañeros de trabajo. Al ver que Guillermo no aparecía, su padre comenzó la búsqueda a través de sus contactos. Silencio por todos lados.

Leticia Cano. Captura Youtube
Leticia Cano. Captura Youtube

Durante 105 días no lo vieron. Por un anónimo supo que estaba en la Comisaría 5° de La Plata. "Nunca más volvió a ser mi hermano. Hablaba muy bajito, no podíamos abrir ventanas, golpear puertas. Todo lo asustaba", dijo con gran angustia su hermana. Llegó a reconocer entre sus torturadores a Etchecoltatz y "Manopla" López, ambos compañeros de trabajo de su padre.

Leticia relató varios encuentros de Julio López y su hermano. "Charlaban en la vereda de casa". El día que López iba a declarar, lo pasó a buscar. "Dale Canito vamos", pero Guillermo aún sentía miedo. Cuando se enteró de la desaparición, se sintió culpa. "Le afectó muchísimo, fue como volver a pasar lo mismo".

Norberto Rodas

Su hija Elena relató cómo lo secuestraron de su domicilio de Los Hornos, en octubre de 1976. Rodas, de 46 años, a quien apodaban "el paraguayo", también formaba parte de la unidad básica del barrio hornense. Según recordó, entraron a la casa gritando el apellido de la familia y amenazando de muerte al resto de los integrantes que se encontraban allí. Al día siguiente, Elena radicó la denuncia en la Comisaría 3° de Los Hornos.

Elena Rodas. Captura Youtube
Elena Rodas. Captura Youtube

Como la mayoría de familiares, enfrentó la búsqueda sin obtener respuesta alguna. Pudo saber, por las declaraciones de López, que estuvo en el Destacamento de Arana y Estancia La Armonía, también conocida como “Pozo de Arana”.

En las próximas audiencias darán testimonio integrantes del Equipo Argentino de Antropología Forense.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias