×
×
Red Internacional

Los números fueron noticia durante la última semana: 7,4 % de inflación en el mes de julio, con un acumulado de 46,2 % en lo que va del año. Si contamos los últimos 12 meses, el porcentaje inflacionario crece al 70 % ¿Cómo se siente la inflación entre las y los trabajadores de la salud?

Laura CanoMédica Hospital Cestino| Miembro de CDP CICOP Lista 5

Martes 16 de agosto | 19:30
Foto: Joaquín Díaz Reck (Archivo)

Pobres más pobres, ricos más ricos

La lógica es clara: a pesar de los discursos, de tinte hipócritamente progresistas, de algunos sectores del Frente de Todos y en especial de Cristina Fernández de Kirchner, lo único que salió sostenidamente bien en el gobierno del ya desfigurado Alberto Fernández, es el crecimiento y la ganancias extraordinarias de un reducido grupo de empresarios que, además,… piden más. Como lo demostró el informe de CIFRA-CTA ampliamente difundido en el último mes, entre 2018 y 2021, $70mil millones de dólares que perdieron los asalariados, fueron a parar a manos del gran empresariado.

En materia de alimentos por ejemplo, el aumento de los precios internacionales de las materias primas (fundamentalmente producto de la guerra entre Rusia y Ucrania) generó un incremento de precios internos que afectó principalmente a los sectores de menores ingresos. Como contracara, se abrió un nuevo ciclo de ganancias extraordinarias del sector del agropower, con precios que fueron récord de la última década en la tonelada de soja. Según datos de la Cámara de la Industria Aceitera de la República Argentina (CIARA) y el Centro de Exportadores de Cereales (CEC), en los primeros cinco meses del año la liquidación de divisas del sector agroexportador alcanzó U$S 15.330 millones, un 15 % más que en el mismo período de 2021, un valor récord desde que la cámara lleva registros.

Mientras en el conurbano bonaerense el precio de los alimentos sube un 11% en un mes, ellos la siguen levantando en pala. En la industria farmacéutica los datos también son alarmantes. No conformes con la ganancia generada durante la pandemia con el negocio de las vacunas, los laboratorios subieron hasta un 135 % los precios en lo que va de 2022, y hasta el propio flamante secretario de Comercio Matías Tombolini asumió que “se les fue un poco la mano.”

En los hospitales, y Centros de Salud el Programa Remediar (de acceso y cobertura de medicamentos esenciales) no llega a cubrir ni el 50% de la medicación que se indica y las familias relatan su imposibilidad de acceder a la medicación que se prescribe. Eso se traduce en más enfermedad y muertes evitables. La escasez de profesionales y la sobrecarga laboral, sumado a la falta de insumos, a las múltiples falencias edilicias, desfinanciamiento y tecnología obsoleta, hacen de los Hospitales Públicos, una verdadera trinchera.

El Ministro de Salud bonaerense, Nicolás Kreplak, y el resto del kirchnerismo y “progresismo” que está al frente del Ministerio de Salud, son los responsables de que se condene a los trabajadores de salud a vivir con salarios por debajo de la línea de pobreza, con sobrecarga laboral y en pésimas condiciones de trabajo. El gobierno también es responsable de que millones vivan bajo la pobreza e indigencia. Para las amplias mayorías “La vida que queremos” quedó allá lejos y será recordada como el spot “más vende humo” del último siglo.

Te puede interesar: Lucro capitalista. Negocios con la salud: laboratorios subieron hasta un 135 % los precios en lo que va de 2022

Juan Porto, médico clínico del Hospital San Martín de La Plata y referente de la Corriente de Izquierda por la Salud Pública advirtió sobre la crítica situación que atraviesa el personal de salud. “Estamos llegando a cifras récord de pérdida salarial. El sector de trabajadoras y trabajadores de la salud nucleados en CICOP, hemos perdido sólo desde abril, ni más ni menos que un 33,7% de nuestro poder adquisitivo. 33,7% es lo que el Estado, a través de su política de ajuste salarial, se llevó de nuestro bolsillo para el pago de la deuda externa. Es comparable a lo que perdimos durante todo el gobierno de Mauricio Macri.

A quienes fueron "héroes" en la pandemia, quienes estuvieron en la primera línea en los extenuantes meses de covid, se los trata como descartables y hoy pierden más de un tercio de su salario frente a la inflación. Pero sabemos que la situación es aún peor en los sectores que menos tienen, que viven de trabajos precarios, con salarios de indigencia o sin trabajo, esas millones de personas son nuestros pacientes. La situación es acuciante y no podemos seguir esperando “a ver que pasa”. Hay que seguir el ejemplo de los docentes y construir un gran paro nacional, en unidad con otros sectores”, remarcó el referente de la Corriente de Izquierda por la Salud Pública.

Lo público sí funciona, manejemos el timón!

Si al sistema de salud lo organizáramos quienes lo sostenemos todos los días, el cuento sería muy distinto. Somos las y los trabajadores, junto a los pacientes, los que conocemos perfectamente como hacer andar los hospitales y centros de salud. Con el presupuesto necesario y una planificación pensada para garantizar el acceso a la salud en su más amplio sentido, podríamos vivir con un único trabajo y el sueldo que merecemos, dedicando el tiempo libre también a perfeccionar y reflexionar sobre nuestras prácticas, además de descansar y recrearnos. Los medicamentos e insumos necesarios para el abordaje de cualquier patología estarían siempre disponibles de manera gratuita. Se incorporaría más personal en todas las áreas para poder dar una atención de calidad a quienes lo requieran. Se daría absoluta prioridad al Primer Nivel de Atención y su destacado e indiscutible papel en la promoción y la prevención de la salud. Con presupuesto también, la ley de salud mental dejaría de ser papel mojado y miles de personas con diversos padecimientos podrían contar con una atención integral y dirigida.

La ciencia y la técnica ha avanzado a pasos agigantados en las últimas décadas. Se sabe que existen numerosas estrategias para evitar por ejemplo, las muertes por infarto. Sin embargo, un relevamiento llevado a cabo por el Ministerio de Salud de la Nación sobre más de 680 hospitales públicos de 2° y 3° nivel de atención de todo el país, demostró que sólo 36 establecimientos contaban con servicio de hemodinamia, y ¡NADA MÁS QUE 5! funcionaban bajo el régimen 24x7. ¿Eso que significa? Que si tuviste la mala suerte de tener un infarto y no contar con obra social, como sucede en el 40% de nuestra población, tus posibilidades de sobrevida son ridículamente bajas.

Aquí vemos un ejemplo de cómo, el avance de la ciencia y la técnica no está puesto en favor de las grandes mayorías sino en beneficio del “negocio de la salud”.

Otro ejemplo es el de las tomografías, método de diagnóstico por imágenes extremadamente útil y ampliamente utilizado y necesario. En la región de La Plata, Berisso, Ensenada y alrededores, con una población estimada en más de 1 millón y medio de habitantes hay sólo 6 hospitales generales que cuentan con tomógrafos y meses enteros en los que de esos, ¡funciona sólo uno!

Aún existen también, las "enfermedades huérfanas" nombre que se le ha dado a patologías frecuentes pero poco rentables, y por ende sin avances en sus tratamientos, como son la tuberculosis y el chagas.

En un sistema de salud manejado por sus trabajadores y con la prioridad puesta donde tiene que estar, definitivamente estas cosas no pasarían y eso traduciría en más salud y mejor vida para todos y todas.

No hay secreto, tenemos que salir a luchar

En medio de una crisis que se profundiza a diario, y un gran ajuste que cada vez se siente más, la plata que podría estar destinada para la salud de la población, va a parar directamente para pagar la deuda.

Los sindicatos tienen que romper su tregua con el gobierno y ponerse a la cabeza, llamando a asambleas en todos los hospitales y centros de salud. Uniendo los reclamos de los sectores precarios y desocupados con los trabajadores ocupados, en perspectiva de un paro general que dé inicio a un plan de lucha por todas las demandas del pueblo trabajador.

Te recomendamos: Crece la bronca contra la inflación: cuatro medidas para que defendamos nuestros bolsillos

En este sentido, este miércoles 17/8 el sindicalismo combativo, las organizaciones piqueteras y la izquierda saldrán a las calles, en todo el país. Contra el ajuste, en apoyo a las luchas, por salario y otras reivindicaciones. Exigiendo un paro nacional a la CGT y la CTA.

ATE y CICOP tienen que ponerse a la cabeza de un plan de lucha, que una el adentro y el afuera de los hospitales y ponga el derecho a la salud en el centro de la escena. Basta de dilaciones y excusas, motivos sobran, impongamos la condiciones para cambiarlo todo!

A Plaza de Mayo. 17 de agosto habrá marcha independiente de la CGT: el sindicalismo combativo denunciará el ajuste




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias