×
×
Red Internacional

Este lunes 22 el Ministerio de Trabajo de la provincia de Buenos Aires le impuso una multa a Pedidos Ya de 17.690.000$,a Rappi de 16.420.000$ y a Glovo de 6.318.000$ por incumplimiento en las condiciones laborales de sus trabajadores.

Viernes 25 de junio | 19:13

La multa se basa en un relevamiento en distintos lugares de la Provincia, entre ellos en los partidos de La Plata, Avellaneda, Lanús, Vicente López y La Matanza, para conocer si había elementos para presumir una relación de trabajo entre las empresas y los repartidores. En los procedimientos se detectaron diversos incumplimientos laborales como la ausencia de cobertura en materia de salud laboral, la falta de pago del aguinaldo y el otorgamiento de vacaciones entre más del 97% de las y los trabajadores relevados.

Este informe dejó en evidencia lo que venimos denunciando desde La Izquierda Diario: el fraude laboral que cometen las empresas de Apps.

Ahora, después de haber “detectado” esta estafa laboral, que es un pequeño avance para los riders, la multa sin un plan de fondo discutido y votado por los mismos trabajadores es solo humo para la campaña electoral, porque la realidad es que los repartidores siguen en las mismas condiciones laborales.

¿Esa plata a donde va a ir?

La deuda es con los repartidores que no tienen ningún tipo de derecho laboral, los obligan a ser monotrubitistas, no cuentan con vacaciones ni aguinaldo y la empresa los sostiene con los mismos ritmos laborales.

Hace poco Pedidos Ya sacó las "pausas blancas" que le permitían a los repartidores frenar por algún tipo de inconveniente o accidente, por el cual no podían seguir el turno, sin ser perjudicados. Ahora, por más que se accidenten, la empresa toma represalias con los trabajadores que no pueden continuar con el turno.

El gobierno de la provincia de Buenos Aires de Kicillof y el gobierno Nacional de Alberto Fernández siguen permitiendo que las empresas de plataformas precaricen la vida de los trabajadores ya que no cuentan con ningún tipo de derecho laboral cuando en realidad son trabajadores en relación de dependencia. De esta manera se permite que las empresas despidan con un click como el caso de Laura Caceres, quien tiene un fallo favorable de reinstalación y la empresa lo incumple negandose a "desbloquearla" hace más de 2 meses.

Hablamos con Laura, que también es parte de la Red de trabajadorxs. Nos decía: "Desde La Red nos parece genial que se cobre multas a las empresas y se haga público lo que hacen, pero no queremos demagogia electoral. La ministra de Trabajo bonaerense afirmó que en el trabajo de las apps ’existe una relación laboral tradicional’. Si ellos ya ven eso, ¿por qué no hacen nada para que cambie esa condición? Son cómplices con las empresas, porque lejos de importarles la salud y la vida laboral nuestra, les importan las ganancias de las empresas y lo que les puede quedar para el Estado... dinero que entra y cuyo destino no es justamente nuestra salud, nuestra educación, o nuestra vivienda".

Te puede interesar:Los repartidores son más esenciales que nunca pero siguen sin derechos

Por eso desde La Red exigimos:

  •  Aumento del 100% de las tarifas
  •  Reincorporación de Laura Cáceres y todos los despedidos
  •  No al aumento del monotributo
  •  ART vacaciones aguinaldo y plenos derechos laborales
  •  Impulsar proyecto de ley dónde decidamos los repartidores el mejor modelo de regulación que garantice derechos laborales y ser reconocidos como trabajadores, manteniendo los mismos ingresos y que también permita mantener el monotributo a los que quieran seguir así.


  • Comentarios

    DEJAR COMENTARIO


    Destacados del día

    Últimas noticias