×
×
Red Internacional

Pandemia.Países más ricos aplicarán un refuerzo por el covid-19 pero en África menos del 2% está vacunado

Los países ricos de todo el mundo se están preparando para ofrecer una tercera inyección de la vacuna Covid-19 a sus poblaciones. Mientras tanto, la vacunación sigue estando fuera del alcance de la gran mayoría de africanos.

Domingo 22 de agosto | 20:34

La variante Delta altamente infecciosa del coronavirus está arrasando África en una tercera ola mortal de la pandemia. Durante el último mes, hubo un aumento del 80% de casos en todo el continente y solo Sudáfrica informó más de 14.000 casos nuevos en un solo día.

A pesar del hecho de que menos del 2% de los africanos han sido completamente vacunados, países ricos como Estados Unidos están haciendo planes para la aplicación de inyecciones de refuerzo para sus poblaciones, mientras continúan acumulando dosis en una impresionante demostración de imperialismo de vacunas e irracionalidad capitalista.

La ola actual es la más mortífera de África hasta ahora y está afectando a las maltrechas economías, disminuyendo aún más las perspectivas de recuperación del continente. Se han registrado más de 7,4 millones de casos y 187.000 muertes en los 54 países de África, aunque los investigadores creen que las cifras reales probablemente sean mucho más altas.

Los hospitales están abarrotados, con los sistemas de salud desbordados, mal financiados y agotados, con escasez de oxígeno médico y otros suministros críticos.

Te puede interesar: África vuelve a reclamar la liberación de patentes de las vacunas ante la impotencia de la OMS

La tasa de vacunación extremadamente baja del continente es una de las principales causas del reciente aumento de casos y muertes. Más de la mitad de todos los estadounidenses y europeos están completamente vacunados (lo cual lleva alivio a las poblaciones, luego de largos meses de "guerra de vacunas" y de habar padecido altas tasas de contagios y mortandad debido sobre todo a la mala gestión de sus gobiernos), pero en comparación solo el 2% de los africanos pudieron acceder a ser vacunados.

Si bien la Organización Mundial de la Salud (OMS) estableció inicialmente una meta para que los países de la región vacunen al menos al 40% de su población para fines de este año, al ritmo actual casi el 70% de los países africanos ingresarán en 2022 con menos de 10% de sus poblaciones vacunadas contra Covid-19. Es posible que algunos países ni siquiera vean las vacunas hasta 2023.

Mientras tanto, los países europeos y los Estados Unidos planean dar inyecciones de refuerzo a sus poblaciones para brindar protección adicional contra la variante Delta. Pero la irracionalidad capitalista hace que ahora mismo la mayoría de los africanos están desesperados por recibir su primera dosis de vacuna.

Matshidiso Moeti, director regional de la OMS en África, ha dicho que estas naciones ricas "se burlan de la equidad de las vacunas", especialmente después de las revelaciones de que algunas dosis de Johnson & Johnson incluso se han exportado a Europa desde Sudáfrica. La OMS insta a los países a centrarse en ayudar a los países más pobres a ponerse al día con las tasas de vacunación, en lugar de acumular aún más dosis.

Te puede interesar: Sin liberar las patentes, la OMS y el FMI "exigen" priorizar las vacunas para países pobres

Estas declaraciones de la OMS son cínicas, pero se basan en algo cierto: la desigualdad de vacunas es inconcebible y las dosis que se utilizan como refuerzos, sobre todo en los países centrales, se están tomando del suministro que debería usarse para proporcionar una primera dosis a las personas en los países más pobres del continente africano.

Sin vacunas, estos países no solo experimentarán picos trágicos y repetidos de contagios y muertes, sino que también tendrán que soportar consecuencias económicas desastrosas.

Los investigadores ya están informando que el Covid-19 causará mayores estragos en las economías africanas que otras crisis recientes, incluida la recesión global de 2008 y el brote de ébola de 2014.

Si bien Estados Unidos y otros países imperialistas han comenzado a recuperarse de las consecuencias de la pandemia, las desigualdades entre éstos y los países económicamente dependientes se agravarán.

¿Por qué hablamos de cinismo en las declaraciones de la OMS? Si bien este organismo -integrante de la ONU- una institución multilateral con peso por excelencia de los países imperialistas (donde están los laboratorios que producen las vacunas), puede pedirles que compartan vacunas con esas regiones del mundo, ya ni siquiera menciona y mucho menos exige la eliminación de las patentes, la única medida que realmente puede poner fin a la escasez. La OMS es una parte integral del sistema que prioriza los mega beneficios de las empresas farmacéuticas sobre las vidas humanas.

La desigualdad de vacunas también significa una propagación comunitaria aún mayor de Covid-19, que dará lugar a nuevas mutaciones, quizás incluso más infecciosas que la variante Delta y resistentes a las vacunas actuales. Esto pone en riesgo a toda la humanidad y muestra la irracionalidad capitalista en plena exhibición.

Te puede interesar: Informe de la OMS: los contagios en lo que va de 2021 ya superan los de todo 2020

Está claro que no hay forma de reconciliar los intereses capitalistas con la salud global, y no podemos depender de la ONU, la OMS o cualquier otra organización del orden capitalista mundial para resolver esta crisis.

Solo el levantamiento de las patentes y el intercambio de fórmulas y conocimientos técnicos permitirá que los países con capacidad para producir la vacuna -de los cuales hay muchos- lo hagan y permitirán campañas de vacunación masivas en todo el mundo.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias