×
×
Red Internacional

El sindicato que agrupa a trabajadores de las telecomunicaciones exige un 70% de aumento salarial para el período 2022-2023 frente a la cámara empresarial ATVC. La integran empresas como Telecom, DirecTV, Telecentro, Supercanal, entre otras.

Lunes 27 de junio | 22:09

El viernes de la semana pasada, en un comunicado, la conducción de SATSAID informó que exigirá un 70% de aumento a las empresas de telecomunicaciones. La solicitud la argumentan reconociendo el ajuste que está llevando adelante el gobierno de Alberto y Cristina Fernández, del cual está conducción es afín, y planteando que en los acuerdos anteriores la recomposición salarial quedó por debajo de la inflación. Esta paritaria se da en un contexto donde el gobierno junto a la oposición están de acuerdo en seguir llevando adelante un plan para descargar la crisis sobre las y los trabajadores. Este implica tarifazos, bajos salarios, reformas laborales, precarización, y mayor extractivismo para pagarle al FMI.

Si bien el salario de las categorías más altas del convenio de TV hoy se encuentra por encima de la canasta familiar, esta no es la situación de las categorías más bajas que agrupan a los instaladores, quienes a la vez, en su mayoría son tercerizados. Este sector, en Telecom particularmente, viene de sufrir un ataque al bolsillo ya que la empresa en acuerdo con la conducción de SATSAID les redujo la jornada quitándoles aproximadamente 20 mil pesos de su salario en el marco del ajuste vigente, cuestión que golpeará el bolsillo en octubre cuando se termine el paliativo que les están dando.

Estás empresas vienen de ganar millones en la pandemia y en el caso de Telecom acaba de aplicar otro aumento tarifario. Sólo en el primer trimestre de 2022 está compañía ganó 23.745 millones de pesos (223 millones de dólares aproximadamente), es decir 69,9% más que en el primer trimestre de 2021. Lejos de perder, ganaron aún más, mientras la situación para los trabajadores se hace urgente. Por esto el acuerdo no puede ser en cuotas ya que lo veríamos licuado por la inflación proyectada por el gobierno. Somos los trabajadores y usuarios los únicos verdaderos interesados en un buen servicio público, por eso es que planteamos la perspectiva de una empresa única estatal gestionada por sus trabajadores junto con comités de usuarios y técnicos especialistas que puedan planificar en función de las necesidades de la mayoría, y no del lucro empresario.

Hace pocas semanas Hector Magnetto, CEO de Clarín (que hoy agrupa Telecom Cablevisión) estuvo reunido junto a otros empresarios de la AEA (Asociación Empresaria Argentina) con "preocupación" por si le suben la renta, lo que habla de la impunidad de los las ricos a quienes lo único que les importa es seguir acumulando fortunas a costa de trabajadores y usuarios. En esa misma reunión Alberto Fernández dijo que sigue esperando "contar con los empresarios", hablándole con el corazón al empresariado que nunca pensó ni pensará en otra cosa que en sus ganancias. El kirchnerismo, desde adentro del oficialismo, hace críticas pero sigue siendo parte del Gobierno y no plantea ningún plan alternativo.

Te puede interesar: Las amenazas de los capitalistas de la AEA y la necesidad urgente de un paro nacional

Para pelear contra estos grandes empresarios las fuerza están pero tenemos que empezar a unirlas, comenzando por los propios trabajadores de la TV que hoy nos encontramos divididos entre los que estamos agremiados en SATSAID, UOCRA y Comercio. Tenemos que exigir que se convoquen asambleas unificadas entre efectivos, contratados, afiliados y no afiliados para votar un plan de lucha que garantice que el aumento sea efectivo de inmediato. Pero la unidad no debe quedar solo acá, empresas como Telecom se vienen sirviendo de la división que imponen las conducciones de FOETRA y SATSAID debilitando así la lucha al pelear por separados.

Las telecomunicaciones son un sector clave de la economía mundial, además de haberse convertido en fundamentales en esta era de la híper conectividad. De las y los trabajadores de la TV y telecomunicaciones dependen no solo nuestras comunicaciones cotidianas sino también las transferencias de datos entre los bancos, los aeropuertos, los satélites, la radiodifusión.

Las y los trabajadores tenemos fuerzas para enfrentar el ajuste, como hoy lo vienen demostrando los trabajadores del neumático (SUTNA), que siguen en lucha por el pago al 200% de las horas trabajadas de los fines de semana; o los trabajadores de prensa -entre ellos de Clarín-, y los miles de desocupados en las calles exigiendo empleo genuino y aumento de los planes con los que no alcanzan ni para cubrir lo mínimo elemental para quienes no tienen trabajo.

Si los empresarios se reúnen, discuten y se organizan como lo vimos en la AEA, las y los trabajadores, con nuestras organizaciones y centrales sindicales a la cabeza, deberíamos tener nuestro plan de lucha para enfrentarlos. La CGT y la CTA tienen que terminar con la subordinación al Gobierno y convocar a un Paro Nacional por el salario y por el empleo. Los sindicatos con conducciones kirchneristas que critican medidas del gobierno o dicen apoyar las luchas, deberían ser los primeros en impulsar un Paro Nacional.

Unamos por abajo lo que gobiernos, empresarios y burocracias dividen. Esa unidad es la que nos va a hacer más fuertes para luchar por salario y todas nuestras demandas.

Te puede interesar: El FIT Unidad convoca a organizar una movilización común contra el pacto con el FMI y en apoyo a todas las luchas




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias